BélgicaManual

Todo lo que necesitas saber del "Belasting over de Toegevoegde Waarde" (BTW) – en holandés – y "Taxe sur la Valeur Ajoutée" (TVA)" - en francés

Ventas en consigna en Bélgica

Bajo el arreglo de la venta en consigna, el vendedor (consignador) pone los bienes a disposición del comprador (consignatario), quien compra y vende inmediatamente los bienes tan pronto como encuentre un cliente.

Cuando la venta en consigna tiene lugar como parte de un acuerdo comercial internacional, el vendedor a menudo debe registrarse a efectos del IVA en el país del cliente. No obstante, algunos países introducen una simplificación en caso de que el vendedor no esté registrado, y el comprador declara una compra intracomunitaria cuando retira los bienes del almacén. Esta simplificación solo aplica cuando ambos, tanto el vendedor como el cliente están establecidos en un país de la Unión Europea.

Bélgica ha introducido la simplificación de venta en consigna o cancelación de stock (no existe diferencia alguna entre la venta en consigna y la figura denominada “call-off stock” en la legislación belga) para el comercio intracomunitario dentro de la Unión Europea. Los requisitos aplicables para esta simplificación son los siguientes:

  • El stock debe mantenerse bajo control del consignatario, ya sea en su propio local comercial o bien en un almacén designado por él
  • Se requiere la llevanza de libros de IVA separados para todos los movimientos realizados bajo la simplificación de venta en consigna
  • El consignador no puede estar registrado a efectos del IVA en Bélgica, y el consignatario es una persona sujeta con número de IVA belga
  • No hay límite temporal para que los bienes permanezcan consignados
  • El consignatario declarará una venta intracomunitaria en el momento en que los bienes lleguen a Bélgica. En ese momento, el consignador emitirá una factura proforma haciendo referencia al artículo publicado por las autoridades tributarias sobre la venta en consigna en la UE
  • Sobre las obligaciones de declaración del IVA, el consignador declarará la venta en el ECSL (declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias) de su país de origen. El consignatario, por su parte, declarará una adquisición intracomunitaria en Bélgica seguida de una venta local al cliente final

¿Es útil este artículo?

¡Gracias!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Más información