ItaliaManual

Todo lo que necesitas saber del "Imposta sul valore aggiunto"

Ventas en consigna en Italia

Bajo un acuerdo de consigna de bienes, el proveedor (consignador) pone los bienes a disposición del comprador (consignatario), para que sean vendidos en su nombre o representación. Desde el punto de vista fiscal, el consignatario realiza una compra y una venta al cliente final.

Cuando suceden las ventas en consigna como parte de un acuerdo de comercio internacional, normalmente, se pide que el proveedor se registre a efectos de IVA en el país donde se localice el stock administrado por el cliente (consignatario). Sin embargo, algunos países permiten una simplificación, mediante la cual el proveedor no se registra a efectos de IVA y el cliente reporta una adquisición intracomunitaria de bienes cuando los bienes salen del almacén. En Italia, esta simplificación es aplicable en contratos llamados “contratti estimatori”. En estos casos, los bienes deben ser almacenados en las instalaciones del consignatario, el cual, tiene pleno control sobre las ventas de estos bienes.

Italia ha introducido un régimen simplificado de consignación para el comercio internacional dentro de la UE. Las condiciones que deben darse para aplicar esta simplificación son las siguientes:

  • Las mercancías deben ser almacenadas bajo el control del consignatario bien en sus propias instalaciones o bien en un almacén designado por él mismo
  • Se requiere llevar registros separados para todos los bienes bajo el régimen simplificado de consigna
  • Un acuerdo por escrito entre el consignador y el consignatario.
  • Hay un límite temporal de un año para que los bienes puedan permanecer en consigna
  • Una adquisición intracomunitaria debe ser declarada en el momento en el que los bienes sean efectivamente vendidos. En ese mismo momento el consignador debe emitir una factura proforma debe ser emitida por el consignatario haciendo referencia a la publicación de las autoridades que hace referencia al régimen simplificado de consigna
  • El consignador declara la venta en el modelo ECSL (en España, Modelo 349) del país en el que esté establecido. El consignatario declara una adquisición intracomunitaria de bienes en Italia seguido de una venta doméstica al cliente final

¿Es útil este artículo?

¡Gracias!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Más información