IVA en las Operaciones Intracomunitarias: qué es y cómo funciona

Este concepto se refiere al Impuesto sobre el Valor Añadido (es decir: IVA) que ha de aplicarse a las facturas que reflejen transacciones comerciales entre los diferentes países de la Unión Europea.

17 junio, 2020


Tabla de Contenidos

  1. ¿Qué es el IVA Intracomunitario?
  2. ¿Qué países lo aplican?
  3. ¿Cuáles son las Operaciones Intracomunitarias?
  4. ¿Cómo funciona el IVA en las Operaciones Intracomunitarias?
  5. ¿Cómo darse de alta?

Dentro del campo de la facturación, el IVA es algo que hay que controlar para operar siempre dentro de la legalidad y, de esta forma, evitar sorpresas inesperadas La mayor parte de profesionales, sin embargo, suele facturar a empresas dentro de su propio país. Lo que puede conducir a una pregunta inevitable:

¿qué ocurre con el IVA cuando estamos facturando Operaciones Intracomunitarias?

La respuesta es más compleja de lo que parece y, por eso mismo, este artículo va a meterse de lleno en todos los entresijos del IVA Intracomunitario.

¿Qué es el IVA Intracomunitario?

Este concepto se refiere al Impuesto sobre el Valor Añadido (es decir: IVA) que ha de aplicarse a las facturas que reflejen transacciones comerciales entre los diferentes países de la Unión Europea.

Hay que tener en cuenta que cada uno de los países englobados en esta unión tiene sus propias normas para tratar al IVA. Es por esto mismo por lo que, finalmente, fue necesario aprobar una norma especial de IVA que contemplara las transacciones comerciales entre empresas (y también profesionales) pertenecientes a diferentes países de la Unión Europea. Hablamos de la Directiva de IVA, que armoniza la regulación de este impuesto en todos los estados miembros.

¿Qué países aplican el IVA Intracomunitario?

Ahora mismo, en pleno año 2020, al hablar de la Unión Europea, englobamos los siguientes territorios: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, República Eslovaca, Rumanía y Suecia.

Teniendo en cuenta, evidentemente, que la salida del Reino Unido de la Unión Europea implica que solo hablaremos de IVA Intracomunitario en las transacciones con este país hasta el 31 de diciembre de 2020. A partir de entonces, será considerado un tercer país.

¿Cuáles son las Operaciones Intracomunitarias?

Aunque pueda parecer un conocimiento básico, nunca está de más detenerse mínimamente en conceptos fundamentales como, por ejemplo, el ámbito de las operaciones intracomunitarias.

Existen, entonces, dos tipos básicos de Operaciones Intracomunitarias:

Entrega intracomunitaria de bienes o servicios, en la que una empresa o profesional vende productos o brinda servicios a otros países de la UE, ya sea en una venta directa al consumidor final o en una transacción con otra empresa.

Adquisición intracomunitaria de bienes o servicios, en la que una empresa o profesional adquiere un bien o contrata un servicio de otro profesional o empresa de la UE.

Existen innumerables excepciones a esta clasificación. En aras de simplificar la comprensión de este tema, no las mencionaremos.

¿Cómo funciona el IVA Intracomunitario?

El funcionamiento del IVA Intracomunitario depende de tres factores: la materia intercambiada (bien o servicio), el tipo de transacción (compra o venta) y el tipo de comprador (empresa, profesional o particular). De estos tres factores se derivan un total de cinco clasificaciones.

Venta intracomunitaria de bienes

Debes emitir una factura sin IVA cuando realices una venta de bienes a otros países de la UE.

Se trata de aquellas entregas de bienes en las que el comprador y vendedor están en distintos estados miembros y los bienes son transportados de uno a otro país de la UE. Para calificar estas operaciones como exentas, el cliente debe aportar un NIF registrado en Registro de Operadores Intracomunitarios o su equivalente en cada país (VIES).

Adquisición intracomunitaria de bienes

Tampoco pagarás IVA a tu proveedor en las compras de bienes procedentes de otros países de la UE.

En estas compras, siempre que se califiquen como adquisiciones intracomunitarias de bienes, debes aplicar la inversión del sujeto pasivo . Estas compras también obligan a estar registrado en el ROI.

Ventas a distancia a particulares (una excepción)

Seguimos hablando de ventas de bienes, pero en este caso se trata de ventas a consumidores finales que están en un estado miembro distinto del país desde el que se enviaron los bienes. Por ejemplo, una empresa española que vende sus productos a través de internet a clientes finales en Portugal.

Estas ventas tienen un régimen especial durante 2020. Sin embargo, a partir de 2021 este régimen es muy distinto y simplificará la vida de todos los vendedores online (excepto los vendedores en el.

Venta intracomunitaria de servicios

Se trata de los servicios realizados a clientes establecidos en otros países de la UE. Hay muchas, muchas excepciones. De hecho, ésta es una de las áreas más complicadas del IVA intracomunitario. Para simplificar , digamos que los servicios prestados a empresas (B2B) en otros países de la UE no cargan IVA. Tanto el proveedor como el cliente deben estar registrados en el ROI ( o VIES, en inglés). Recuerda que puedes comprobar si una empresa está en el VIES a través de este enlace.

Las excepciones a esta norma incluyen los servicios prestados a particulares (B2C), servicios que tengan relación con bienes inmuebles (arquitectos, obras, remodelaciones, instalaciones , etc), las entradas a eventos o conferencias, alquileres de coches o barcos y una larga lista de casos que se deben revisar uno a uno.

Adquisición intracomunitaria de servicios

Es la otra cara de las ventas intracomunitarias de servicios. Tampoco debes pagar IVA si eres una empresa y adquieres servicios de proveedores establecidos en otros países de la UE. Pero la lista de excepciones es larga y se debe revisar detalladamente. Como indicativo, el anterior párrafo detalla algunas excepciones a la regla general de servicios.

¿Cómo darse de alta en las Operaciones Intracomunitarias?

Tal y como ya hemos visto con anterioridad, existen casos concretos en los que, para aplicar la exención en operaciones de IVA Intracomunitario, el emisor y el receptor de la factura deberá estar dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios. Se recomienda, de hecho, efectuar esta alta en el momento de dar de alta a la empresa y, sobre todo, hacerlo siempre antes de facturar la primera operación intracomunitaria.

Con eso claro, darse de alta en el ROI es tan sencillo como marcar la casilla 582 de la página 5 del modelo 036 y registrar la fecha de la primera operación en la casilla 584. La Agencia Tributaria nos hará llegar su resolución en un plazo máximo de tres meses (teniendo en cuenta que un silencio administrativo, en este caso, sería equivalente a una negación del alta). Es muy, muy probable que la Agencia Tributaria haga una comprobación de los datos censales o de la actividad de tu empresa antes de aprobar el registro en el ROI.

Llegados a este punto, hay que admitir que el IVA Intracomunitario no es precisamente sencillo de aplicar: hay que tener en cuenta múltiples factores y, a partir de ellos, proceder de la forma correcta.

Calcula tus tarifas en declaraciones de IVA

¿Eres un vendedor online?

¿Necesitas un NIF en otro país?

¿En qué países?

Necesitas ayuda con:

Comprueba si necesitas un NIF con esta herramienta o lee más en este artículo... O contacta con nosotros.

Comprueba si necesitas un NIF: lee más en este artículo... O contacta con nosotros.

Eres una empresa:

¿Algo que quieras añadir?

Algunos detalles sobre ti:

Llamadme:

Nueva petición atrás Siguiente

 


Noticias IVA relacionadas

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Más información